Denisse Goya

Finalizando este corto repaso por algunas de las artes que integran al séptimo arte llegamos a una que ha marcado maravillosamente mi carrera y que está presente en nuestra vida desde que el primer rayo de luz llega a nuestro ser.

Cuando revisamos el pasado de grandes artistas, observamos variaciones substanciales en su estilo, incluso en sus profesiones. Si a esto sumamos que los genios artísticos suelen tener múltiples habilidades, nos damos cuenta que, elegir un arte para analizarlos puede ser intimidante. ¿Charles Chaplin actor o guionista? ¿Patti Smith música o poetisa? ¿Marcel Duchamp pintor o escultor? Bueno, en una encrucijada similar me hallé al elegir sobre qué actividad artística entrevistar a la figura de hoy. Entonces utilizando el recordatorio del nacimiento de Kristian Zahrtmann, elegí entrevistar a una pintora.

Goyita
Denisse Goya, pintora

Denisse Goya

Desde niña su vida giraba en torno a la música, ama cantar y se le da bastante bien, en realidad creo que no es consciente del regalo de la vida que es oírla cantar; ha dedicado muchos años de su vida a pulir este talento, «sin embargo el amor es paciente y las artes también lo son» menciona Denisse, quien tras ganar su primer concurso de pintura a la corta de edad de cinco años, fue recién en la adolescencia que reconoció este amor escondido.

Comunicar a través de la pintura

«La pintura nos muestra un lenguaje más que nos permite decir lo que es fácil y lo que no lo es tanto.»

Denisse GoyaLibertad, eso encuentra la ingeniera Denisse Goya en la pintura. La técnica fluye gracias a su creatividad y experiencia, sin necesidad de someterse a reglas fijas. Estás creando, ideando, plasmando tu imaginación, liberando tus sentimientos y emociones, tus vivencias o deseos, tus miedos más profundos o tu añoranza. Para poder comunicar a través de la pintura no se necesita ser un profesional, según resalta «puedes iniciar una pintura sin tener idea de lo que quieres hacer o cómo quieres que se vea al final, no te limita». Hay que animarse a soltar lo real, lo presente, para permitir que el instinto y las ganas naveguen sobre el lienzo que consigue la inmortalidad.

«No todos tenemos la facilidad de palabra, o simplemente a veces no queremos hablar, y la pintura nos muestra un lenguaje más que nos permite decir lo que es fácil y lo que no lo es tanto». En palabras de la artista «juegas con los colores, gritas con ellos, lloras, ríes, dejas que ellos le cuenten al mundo lo que sientes, liberas carga, pasiones, las más profundas emociones; para el lienzo nada es pesado». La pintura es entonces compañía, descargo, alivio, agudeza, desafío, temor, tristeza, alegría y por supuesto: amor. Como si no fuera suficiente, existen muchas investigaciones que dan cuenta de los beneficios sobre la salud mental que tiene el utilizar artes plásticas; concretamente, arteterapia es una forma de psicoterapia, aplicable en muy diversos pacientes. La pintura, junto a la música o la danza mejoran las condiciones emocionales, cognitivas, sociales y físicas de los individuos; se ha llegado a recomendar su uso en niños con problemas de aprendizaje, pues impulsa la flexibilidad cognitiva, la organización, entre otros. Queda claro que debemos romper el mito que limita la pintura a artistas consagrados o a escuelas específicas, y debemos promover su práctica en diferentes niveles, lugares y situaciones. El arte, no es solo decorativo, es una muestra de la cultura, consagra o denuncia épocas, canaliza sentimientos y mejora la salud.

Denisse recuerda uno de los momentos más agradables que obtuvo de la pintura: una muestra de apoyo contundente del amor más puro, su madre, quien decidió años atrás, dejar de comprar cuadros y avisó que su hija se encargaría de crear el arte que hoy abriga sus paredes.

Obras de Denisse Goya

 

 

El arte… vivir del arte es un reto, «sobre todo en países como el nuestro, en el que el arte no se valora», motivo por el cual muchos artistas deben complementar su pasión con otra profesión. Ella por ejemplo, es ingeniera en sistemas multimedia y se dedica al marketing y negocios, lo que le permite ocupar sus ratos libres a la pintura, actividad que la llena de júbilo.

«Hay muchos artistas para quienes lo más difícil es la recepción de la crítica, pero cuando entiendes que el arte no se puede calificar como bueno o malo, que es un idioma universal y a la vez tan de uno mismo, todo es más fácil.»

Para finalizar el mes de la mujer y a pocas semanas de la entrega de los Academy Awards, la ingeniera Goya nos recomienda V for Vendetta (2005), pues siente que es una película que no se diluye en el tiempo debido a la diversidad de emociones que despierta, los límites éticos y morales que plantea y por supuesto, la justicia o la venganza.

Productora audiovisual, que creció en publicidad y terminó haciendo comunicación política. Bebo café, acaricio gatos y escribo cosas.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *