Lianita

Liana Valdiviezo

Continuando con el repaso sobre las artes clásicas en la preparación para la entrega de los Academy Awards 2021, por el mes de la mujer, hoy escribo sobre una doctora en contabilidad quien además es cantante y profesora de música, cuyo instrumento es la voz.

Lianita
Liana Valdiviezo Dávila, cantante

Liana Valdiviezo Dávila

Descendiente de una familia de prodigios musicales, Liana Valdiviezo nos cuenta que su primera inspiración artística fue su madre, Edith y que, aunque inicialmente estudió otra profesión, nunca dejó de recibir clases de música, hasta poder estudiarla formalmente.

Disfruta tanto de su profesión, su amor hacia la música, que pierde la noción del tiempo al dictar clases, incluso cuando debe transmitir sus conocimientos por largas horas, no siente el peso del cansancio. Es que existe en Liana una sincronía tan evidente en cada nota, que a los demás llega a parecernos fácil, entendemos y asimilamos lo que ella decide transmitir.

Comunicar a través de la música

«Siempre que quiero comunicar un sentimiento, un problema, una alegría busco la canción adecuada para hacer oír mi voz y poder llegar a la gente desde lo más profundo de mi ser.»

Liana Valdiviezo D.Esta artista nos recuerda la necesidad de comunicar emociones que ha tenido el ser humano desde el inicio de los tiempos; ella es la demostración de que el mejor recurso para conseguirlo, ha sido el arte. Es así, la música nos traslada a gratos momentos de la niñez, recordamos a la perfección la trama de una película con solo escuchar unos acordes. La música es el arte que podemos trasladar a la vida cotidiana.

Es aquello que nos permite sentir cosas tan diversas como la tensión de Jaws (1975), la alegría de La La Land (2016), la pasión de Moulin Rouge (2001) o nuestra piel erizada escuchando a Adele interpretando el tema principal de James Bond, Skyfall (2012). En la industria cinematográfica, la música acompaña, magnetiza, engrandece, decora. En la vida real, la música habla; es voz, deseo y pensamiento. Pero también es técnica, perseverancia y talento. Así lo vivió Liana cuando participó en el primer reality de canto que se desarrolló en Ecuador, Popstars, el cual fue transmitido por Teleamazonas. Armar una maleta de sueños, abandonar su vida como la conocía y aventurarse, pues siendo muy joven, de entre miles de concursantes, fue seleccionada como una de las finalistas del programa. Etapa de su vida que recuerda con gratitud, cada momento compartido con artistas y maestros le enseñó una nueva faceta del mundo artístico.

La vida del músico está llena de obstáculos, cosas tan comunes y normales en otras profesiones son el equivalente a escalar una montaña para los artistas. Es que sentimos tan nuestra cada pieza musical amada, que olvidamos que detrás de ella hay horas intensas de práctica, sacrificio, estudio y por supuesto, un don. Cada minuto entregado a la profesión merece una remuneración acorde a su excelencia. Aunque Liana, optimista y afable, nos recuerda que «vivir de esta profesión es difícil, pero no imposible.» Relata además, una situación compleja que se da todavía en el Ecuador y es la falta de apoyo al artista nacional, lo que se da a diferentes escalas, ya que los medios de comunicación no ayudan a difundir el trabajo local, pero es que existe en los compatriotas poca demanda por el talento cercano. Podríamos decir que la industria musical ecuatoriana es vasta en talento, como el país en diversidad, pero falta encontrar los ingredientes que le permitan potenciar esas riquezas.

Liana en la universidad
Liana Valdiviezo, estudio de grabación

«Todos los seres humanos tenemos derecho a hacer música, porque es un patrimonio mundial, creo firmemente que la música mejora la vida de las personas, y su educación debe estar presente desde la primera infancia, no solo por todos los beneficios que ella trae a nuestra vida, sino que te hace ser una persona más humana y sensible con la vida.»

Sin embargo, esta oportunidad, nos recuerda Liana, debe ir acompañada de paciencia y actualización de estudios y prácticas constantes. Esto es indispensable para la permanencia en los escenarios y en el caso de los educadores, en las aulas.

Finalmente, ante el pedido de una recomendación cinematográfica, nos anima a revisar la miniserie Self Made, basada en la vida de Madam C. J. Walker, muy acorde a la tónica de la entrevista, pues este relato derrocha valentía y decisión, la lucha contra el racismo y machismo de la época, «marcó la diferencia entre las mujeres y que sirve de referente hasta el día de hoy porque a pesar de todos los obstáculos que muchas mujeres viven por el machismo, sí se puede alcanzar los  sueños que a veces parecen imposibles.»

Productora audiovisual, que creció en publicidad y terminó haciendo comunicación política. Bebo café, acaricio gatos y escribo cosas.

2 Comentarios

  • Kleber Benavides

    Mi respeto y Admiracion siempre al talento de Liana Valdiviezo, sus emprendimientos y logros en afán de compartir e instruir el arte en todas sus expresiones
    Felicidades siempre Liana.

  • Denisse Goya

    La voz de esta chica es sublime, tiene un control tan preciso de cada nota, y cuida el aire como si fuera un bebito. Mucho talento, gracias por compartir estos tesoros escondidos Maritza, un fuerte abrazo y como siempre, toda mi admiraciòn!!!

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *