Marcia Navia Intriago caracterizada

Marcia Navia

Esta joven y talentosa ecuatoriana se desenvuelve como actriz, nada más y nada menos que en España. Si bien su vinculación al mundo artístico se ha dado en varias ramas, Marcia se decantó por la interpretación.

Marcia Navia Intriago caracterizada
Marcia Navia, actriz

Marcia Navia Intriago

Con una modestia que contrasta con su talento y amplia formación, Marcia considera que su transitar por las artes escénicas es reciente. Incansable e insaciable, no se conformó con un título académico de tercer nivel, sino que se aventuró a realizar un máster en la Universitat Autònoma de Barcelona donde confirmó su pasión por el mundo audiovisual, pasión que siempre estuvo presente.

Ha desempeñado roles como directora, productora, script y actriz, siendo finalmente esto último lo que más llamó su atención.

Comunicar a través de la interpretación

«Como el arte en general, no lo expresas con palabras, sino que lo expresas con emociones».

La joven guayaquileña explica que la actuación, como el arte en general, «no lo expresas con palabras, sino que lo expresas con emociones». Sentimientos, experiencias, realidades, vidas… fundar un universo entero para cada rol interpretado, crear el alma para cada nombre plasmado en un nuevo guion.

En efecto, diversos estudios y autores sostienen que la comunicación depende mayoritariamente de las emociones más que de las palabras, cosa que solemos olvidar, pero que actrices y actores nos lo recuerdan permanentemente. «La mejor parte de interpretar un personaje es que te puedes permitir vivir distintas situaciones, vivir cosas que tal vez tú, en tu vida, no las vas a pasar.» Así lo evidenciamos en The Wish (El Deseo), cortometraje del año 2020 en el que Marcia interpreta a la actriz Mérida Navarro y que nos relata la lucha de una intérprete por sacar lo más brillante (o lo más oscuro) de sí. En aquel audiovisual, nos cuenta, que por primera vez logró sentir que había entrado en un personaje a plenitud, «fue un clic» y descubrió que puede dar una profundidad a cada personaje, no finge, no intenta, «ahora realmente lo vivo». «Vivir distintas vidas y probar, jugar», experimentar y transmitir emociones, a través de la ficción, situaciones que posiblemente nunca se hayan experimentado y vivirlas como si fueran propias, reales.

Pero el mundo de la actuación no es fácil, tampoco es para cualquiera. Existen algunos y variados obstáculos por sobrepasar si se desea hacer de la actuación un modo de vida. Requiere responsabilidad, entender su importancia para recibir la capacitación necesaria y así obtener las herramientas, clásicas o modernas, que permitan al ser humano interesado en la interpretación, hacerlo con credibilidad. El respeto a la profesión se demuestra con la búsqueda de educación formal, si bien es cierto que muchas personas nacen con talento y que se aprende muchísimo en la práctica siendo empírico, Marcia resalta el cambio en sus métodos y en los resultados que obtiene, hay un antes y un después de haber estudiado actuación.

Un obstáculo a resaltar, es el ser una actriz latinoamericana, ejerciendo su profesión en España, aunque señala que es una pequeña dificultad superable, desde su experiencia. Hay un abanico de papeles más limitado, una oferta reducida, para actrices o actores extranjeros, el acento es una de las razones influyentes, pero con el pasar de los años «cada vez hay más apertura de papeles para extranjeros en producciones españolas».

Marcia Navia, locación El Deseo

Navia, anima a todas las personas interesadas en el arte de la interpretación a arriesgarse y capacitarse, pero no limitarse a un pequeño curso vacacional y creer que se está listo. Para que la industria cinematográfica ecuatoriana pueda seguir creciendo, es imperativo que los artistas actualicen sus conocimientos constantemente, que reciban una preparación prolongada, «eso se refleja en el nivel de las actuaciones». Su recomendación es «que disfruten la profesión, pero que haya una preparación, debe haber una preparación teórica mínima aunque sea (para todos los campos vinculados al arte)».

Double Indemnity (1944) es la recomendación cinematográfica que nos deja Marcia Navia Intriago, porque además de ser amante del género cinematográfico denominado cine negro, le parece que es una película que tiene un muy buen guion, actuaciones sobresalientes y, lo que más atesora de este film es el papel de Barbara Stanwyck, de cuyo personaje destaca «es como el manual de la mujer fatal».

Productora audiovisual, que creció en publicidad y terminó haciendo comunicación política. Bebo café, acaricio gatos y escribo cosas.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *